Volver a noticias
Miércoles, 29 Septiembre, 2021

¿Cuáles son las posiciones en la soldadura?

Los soldadores necesitan técnicas para poder soldar en cualquier posición. Y ahí es cuando se desarrollaron las cuatro posiciones de soldadura más comunes. 

 

¿Cuáles son las principales posiciones en la soldadura?

Hay cuatro tipos de posiciones de soldadura: 

 

Posición plana

También conocida como posición "hacia abajo", la soldadura en posición plana es la más fácil y, a menudo, la primera soldadura que aprenden aquellas personas que se forman como soldadores. Los metales a unir se colocan planos y el soldador pasa el arco eléctrico sobre ellos, moviéndose a través de la pieza de trabajo en dirección horizontal. El lado superior de la junta está soldado para permitir que el material fundido se mueva hacia abajo en sus bordes o surcos. 

 Posición horizontal

La posición horizontal se considera una soldadura fuera de posición. Junto con la vertical y por encima de la cabeza, la posición horizontal puede ser más desafiante de realizar y requiere un mayor nivel de habilidad.  El eje de soldadura es horizontal. La forma en que se ejecuta la posición depende del tipo de soldadura. Para una soldadura de filete, el cordón de soldadura se coloca donde una pieza de metal vertical y una horizontal se unen en un ángulo de 90 grados. Al realizar una soldadura de ranura, la cara de soldadura estará a lo largo de un plano vertical. 

Posición vertical

Para una soldadura en posición vertical, tanto la soldadura como la placa estarán en posición vertical. Uno de los principales problemas al realizar esta soldadura es el metal fundido que fluye hacia abajo y se acumula. 

 

Posición bajo techo

La posición de soldadura por encima de la cabeza es la posición más difícil para trabajar. La soldadura se realizará con las dos piezas de metal sobre el soldador, y el soldador tendrá que inclinarse sobre sí mismo y sobre el equipo para alcanzar las juntas. Un problema importante puede ser el hundimiento del metal de la placa. Cuando el metal se hunde, crea una corona. Para evitar este problema, el charco de metal fundido debe mantenerse del tamaño más pequeño posible.

Nadie ha dicho que soldar sea fácil. Es un mundo apasionante para el que hay que formarse. Pero para eso estamos nosotros. ¿Hablamos?