Volver a noticias
Miércoles, 5 Mayo, 2021

La soldadura en frío ¿Sabes cuál es?

Una de las mayores ventajas de la soldadura en frío es que no hay zona afectada por el calor. Se basa en la ductilidad de uno o ambos materiales a unir al ejercer presión, lo que produce una deformación plástica. Durante el proceso de soldadura en frío, ningún metal se licua o incluso se calienta en un grado notable. Esto reduce el riesgo de cambios metalográficos que alteran el material base durante el proceso de soldadura, sin embargo, si modifica la resistencia a fluencia, debido a que se produce una deformación plástica. Otra ventaja clave es la capacidad de unir metales diferentes, lo que la hacer perfecta para la unión de materiales disimilares.

¿Cómo funciona la soldadura en frío?

            Uno de los mecanismos de soldadura en frío promueve la unión entre los elementos mediante deformación plástica de las interfaces. Para lograr la deformación plástica, se requiere de la aplicación de una fuerza suficientemente alta para alcanzar la resistencia a fluencia del metal. Esto implica que las superficies de contacto de los metales se encuentren limpias, libres de grasas o capas de oxido, que deben eliminarse completamente.

            Casi todos los metales en condiciones normales tienen algún tipo de capa de óxido, aunque no sea visible a simple vista. Estos óxidos metálicos forman una barrera que evita que los átomos metálicos de los materiales se presionen y se unan entre sí. Sin embargo, una vez que se elimina la capa de óxido, los átomos de metal pueden unirse entre sí con suficiente presión

Ventajas y desventajas de la soldadura en frio

            Las ventajas de la soldadura en frío son las siguientes:

  • Proceso sencillo en comparación con los procesos de fusión
  • No requiere mano de obra especializada
  • Proceso libre de humos, vapores tóxicos o contaminantes
  • Proceso rápido y de coste bajo
  • Ofrece acabados de buena calidad

            Entre las desventajas que presenta podemos encontrar:

  • Baja resistencia mecánica de la junta
  • Proceso no válido para todos los metales
  • Existen limitaciones para ciertas geometrías

¿Para qué se utiliza la soldadura en frío?

            Uno de los casos más populares de soldadura en frío es cuando existen uniones disimilares. Esto se debe a que cuando se funden metales diferentes entre sí, debido a los diferentes puntos de fusión entre ellos, la unión no es correcta. Esto puede provocar que los metales no se unan, o puede dar lugar a soldaduras débiles o soldaduras con grietas. La soldadura en frío evita este problema, ya que se basa únicamente en los enlaces atómicos formados a través de electrones libres.

            Normalmente, la soldadura en frío se utiliza para crear juntas a tope o traslapadas. Las industrias incluyen aplicaciones aeroespaciales, automotrices, de fabricación avanzada y los experimentos de laboratorio a menudo utilizan soldadura en frío. También se utiliza a menudo para unir cables.

            Ya tienes más información sobre esta modalidad de soldadura. ¡Manos a la obra!