Saltear al contenido principal

Los robots y autómatas de Tesol multiplican la productividad de cada trabajador y permiten que nuestros clientes sean competitivos en cualquier lugar del planeta.

El beneficio de los automatismos no sólo se mide a corto plazo: también se reducen al mínimo la siniestralidad laboral y los gastos en seguridad.

Los robots y autómatas de Tesol multiplican la productividad de cada trabajador y permiten que nuestros clientes sean competitivos en cualquier lugar del planeta.

El beneficio de los automatismos no sólo se mide a corto plazo: también se reducen al mínimo la siniestralidad laboral y los gastos en seguridad.

Los técnicos de Tesol están ultimando el diseño del Tes10, un modelo adaptable a distintos equipos con tecnología Inverter y con el alimentador de hilo incorporado. El último avance técnico es un equipo con comunicaciones digitales que mejora el automatismo.